Nuestro Método

Nuestra visión de la salud

Desde las terapias naturales concebimos la salud desde una visión holística e integral, donde la enfermedad no es solo un fenómeno localizado, donde los procesos patológicos no son independientes, ni están desconectados con la economía general del cuerpo, creemos que la persona es una unidad. Este abordaje integral, combinando tratamientos convencionales con terapéuticas complementarias, potencia los resultados enormemente. Porque los procesos están orientados a la restitución de la salud, incluyendo una valoración global y personalizada de las causas que originan un determinado trastorno. Está claro que la labor de los profesionales de la terapias naturales es complementar e integrar sus tratamientos con la medicina convencional.

¿Por que enfermamos?

Actualmente vivimos una gran estado de bienestar, con muchos aparatos tecnológicos que nos facilitan las tareas y que nos resuelven trabajos pesados. Contamos con unos medios de transporte muy rápidos y tenemos a nuestro alcance una gran cantidad y variedad de alimentos elaborados que facilitan nuestra vida cotidiana. Sin embargo toda esta calidad de vida está teniendo un precio muy elevado, pues son muchas las cargas que nuestro organismo soporta: contaminantes en el aire, dióxidos, hidrocarburos. En la comida y en el agua, productos químicos sintéticos, conservantes, colorantes azoicos, alimentos refinados, azucarados y desvitalizados, formaldehídos en los cosméticos, contaminación electromagnética, amalgamas y metales pesados, residuos medicamentosos, disolventes, etc.

Todas estas cargas tóxicas llevan a muchas personas a manifestar trastornos poco definidos, y han modificado y creado nuevas patologías, problemas gastrointestinales, enteromicosis, intolerancias alimentarias, alergias, exceso de peso, dolores de cabeza, que colaboran como coadyuvantes en muchas enfermedades. La medicina convencional ha logrado unos grandes avances en el tratamiento de las enfermedades agudas y en la cirugía, sin embargo, el tratamiento de las enfermedades crónicas se resuelve con medicamentos de síntesis química que producen muchas complicaciones, contraindicaciones e incluso con medidas iatrogénicas o dañinas, y en muchas ocasiones los pacientes consideran insatisfactorios los tratamientos.

Conoce como cuidar de tu salud

El organismo posee un sistema de regulación impresionante, que compensa las influencias toxémicas más altas y de forma continuada. La enfermedad, en muchas ocasiones, aparece como consecuencia de malos hábitos alimenticios y conductuales, que provocan un debilitamiento del sistema inmune y de la homeostasia interna. Esta es una pequeña guía de recomenciones para cuidar de tu salud:

ALIMENTACIÓN SANA

Reduce el consumo de proteínas animales, grasas saturadas, fritos, azucares y harinas refinadas.

Incrementa el consumo de alimentos crudos, frutas, ensaladas y frutos secos.

Consume alimentos frescos de la época y zona donde vivas.

Elimina los embutidos y alimentos enlatados y plastificados.

EJERCICIO

Camina, moviliza las articulaciones y haz ejercicios de estiramiento por lo menos 20 minutos al día.

SALUD EMOCIONAL

Dedica un tiempo para ti mismo de serenidad y quietud.

Aprende a relajarte, escuchando música relajante, estando sin hacer nada durante algún rato.

Aprende a pedir ayuda.

Desarrolla una actividad creativa.

Sorprende a tu pareja rompiendo la rutina con algo diferente y que de chispa a la relación.

Necesidades de la persona enferma

En caso de enfermedad aguda se aconseja ayunar o comer solo fruta, zumos naturales y descansar, de esta forma descansa el aparato digestivo y la energía que ahorramos estará dispuesta para eliminar las sustancias tóxicas.

Airea la habitación y la casa.

En invierno si usas la calefacción humedece el aire colocando un recipiente de agua sobre algún radiador.

El reposo y dormir mucho durante la enfermedad te ayudaran a recuperarte.

Haz reposo sensorial, no escuches las noticias ni veas la televisión.

La calma emocional y psicológica es necesaria para la persona enferma.

Si tienes dolor, un baño de agua caliente puede serte de gran ayuda.

 

Call Now Button